13.8.07

CRÓNICA - Treino

Entrenamiento matinal de los tres actores de “El temblor de la carne”, de Lucas Cranach, dirigido por Carlos Marquerie.
fotografia de Jesús Ubera

Lola Jiménez. Entrenamiento de texto, 11:15 de la mañana, alrededores de Montemor. Con la velocidad de la bici y contra el viento.
Parte del texto dicho en la obra elegido por ella: “El paso del tiempo parece silenciar la mentira, la camufla y vive en el poder de la riqueza. Sube a mi joroba y escupe que la belleza reside en las sombras de mi cuerpo”.


fotografia de Jesús Ubera

Andrés Hernández. Entrenamiento vocal y de texto, 11:40 de la mañana, espacio Gatoeiro, parte de atrás de la nave agrícola, espacio lleno de miles de cagadas de paloma.
Parte del texto dicho en la obra elegido por él: “Como fenix, o al menos con la aspiración del fenix, me entrego a la noche con pasión ciega. Y con la luz del amanecer, descrubro las plumas perdidas en el intento de renacer. Pluma a pluma la perdida conquista espacio en mí. Acumulo pérdidas y aumenta mi deseo”.


fotografia de Jesús Ubera

Getsemani de San Marcos. Concentración, respiración, estiramientos y texto
Parte del texto dicho en la obra elegido por ella: ”A la sombra de una flor me protejo y en el silencio escucho tu cuerpo. Me dijiste: Miedo por el estruendo de los pájaros al amanecer. Y en la noche una mano se introduce en una masa negra coronada por un cráneo. Agostado, el viento ya no mece tu cuerpo. (Agostar: la acción de sentir el peso de la vida sobre la espalda e irse dejando caer con suavidad)”.

P. C.