1.8.09

CONVERSA COM PÚBLICO | Uma noite no rio

fotografia de Susana Paiva

Justo la media noche pasada. Acaba de terminar el estreno de “Pigmeos do Mondego”, un viaje por el río y sus sonoridades no falto de performance lentas y contemplativas, humor, caos, poesía y nocturnidad. Preguntamos a quien podemos entre un numeroso púbico qué les ha parecido.


Antonio y Elisa, Coimbra (en los cincuenta)

¿Qué os ha parecido?
Antonio: Diferente, vanguardista, relajado. Hiperactivo, agradable, un buen “serao”
Elisa: Sí, es diferente, bastante diferente, no es la primera vez que venimos a Citemor y nos encontramos con un espectáculo que no tiene nada que ver con lo que te sueles encontrar.

Que os ha sorprendido más?
A: Las proyecciones en el pilar del puente, la interacción entre imagen virtual y verdadera, está bien conseguida.
E: Sí a mí también me gustó. Pero también la parte de música, la mezcla de la música con el ruido del agua, el sonido de las ranas al fondo. Pienso que estuvo muy bonito, era muy apacible.
A: También el descubrimiento de los espacios naturales, para transformar en espectáculo. Esto mismo ya nos pasó hace años cuando vinimos a otro espectáculo debajo de un túnel bastante innovador con la experimentación sonora, la verdad es que siempre que hemos venido a Citemor hemos visto espectáculos en los que se aprovechaban muy bien los espacios.

¿Conocíais el Festival?
A: Procuramos acompañar todos los años. Pero estamos encontrando alguna dificultad en encontrar la divulgación de los espectáculos. No sé si es con intención o no, pero siempre venimos con poca información y siempre es una sorpresa. Puede ser una intención de la organización.
E: No es solamente sobre el espectáculo en sí, sino sobre la existencia del espectáculo.

fotografia de Susana Paiva

Jorge, Montemor-o-Velho (en los veinte)

¿Que te pareció la obra?
Jorge: Es diferente, no esperaba que fuese así. No tenía ni idea de lo que iba a pasar. Fue una sorpresa agradable. La mayor sorpresa fue cuando tocaron con los instrumentos metiéndolos en el agua, yo toco el saxofón y no parece normal bañar los instrumentos.


Rosi y Eloy, León, España (en los cuarenta)

Rosi: A mí me ha sorprendido, no había visto nada, ni ensayos ni nada y me ha sorprendido. Hombre, me han gustado más unas partes que otras, me parece que ha sido un poco desigual.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido?
R: La utilización del agua, fundamentalmente, del río, del lugar, de los sonidos, del escenario, de la preparación y de la cantidad de gente y material utilizado

¿Y a ti?
Eloy: Coincido en parte con Rosi, aunque pienso que la crítica más negativa que se le puede hacer es que hay partes que pueden ser suprimibles sin que el conjunto se resienta, habría que aligerarlo un poco. Pero la idea de utilizar todo el entorno es una cosa difícil y está más o menos lograda. Y tan poco sabía de que iba ni quería saberlo, sorprendente.

¿Qué te ha llamado más la atención?
E: Pues la proyección sobre el muro y luego las balsas estás, que ninguna se hundiera. El caos de canoas, era como los coches de choque…


Luis Filipe, Montemor-o-Velho

Luis Filipe: Gusté, diferente. Me gusto el escenario… Lo que más me llamo la atención es el contraste entre algunas partes de tranquilidad y luego todo lo contrario, calma y confusión. Me gustó, me gustó. Es el primer espectáculo que vengo a Citemor, es mi estreno.

Buen estreno?
L.F: Sí, buen estreno. Y, la verdad, espero que esta edición del festival vaya muy bien.

Pablo Caruana Húder