25.9.07

Territorios - “A Câmara deveria reconsiderar o seu apoio ao Festival”

fotografia de Jesús Ubera

“A Câmara deveria reconsiderar o seu apoio ao Festival”
À CONVERSA COM JORGE CAMARNEIRO, dirigente do PCP de Montemor

Hablamos con Jorge Camarneiro, Dirigente del PCP en Montemor y electo en la Asamblea Municipal. Le acompaña, Celeste Duarte, también miembro del Partido. Nos reciben en la sede del Parido, cerca del la Praça da República. Una sede extraña, ya vieja, con un precioso cartel que da a la calle. El interior no puede ser más apropiado, nos sentamos en una sala donde los pequeños sillones están dispuestos en un corro de configuración asamblearia. Presiden las paredes un cartel de Lenin y un paisaje de Montemor naïf con dos campesinos recogiendo el arroz. Todo impone e invita al diálogo. Empezamos.

La primera en la frente. Con ese didactismo propio de los padres salesianos –perdón por el exabrupto, pero es que España estuvo llena- este comunista, afable y campechano, nos hace una lectura política de la permanencia en el poder del Partido Socialista Portugués, sustentada en la alienación del pueblo, en su falta de conciencia política, pero comparándolo con los equipos de fútbol: “que mi padre es del Benfica, pues yo también, que mi amigo es del Lisboa, pues yo también. Sí el Benfica y el Lisboa son los clubes mayores, la mayor parte de la población también lo es. Así se fue haciendo la composición del mapa político de este país después del 25 de abril”. Así, queda explicado el proceso de disolución del peso político del partido histórico en la oposición durante la dictadura, el PCP. Ahí es nada, todo con buenas palabras, sonrisas y sencillez.
Al preguntarle porqué es comunista responde con un silogismo elocuente:

“Yo vi que aquellos hombres que durante tantos años tuvieron el coraje de luchar contra el fascismo, contra la dictadura, contra aquella aberración, y apoyar a las personas más desfavorecidas no podían ser malas personas. Eso es evidente. No pueden ser malos, tienen que ser buenos, por lo tanto, tienen que tener buenas ideas, no pueden tenerlas malas. Ese fue mi primer acercamiento, luego llegarían las lecturas más teóricas, el ir identificándome con esa visión de mundo y comprendiendo las cosas generalmente, cómo funcionan todo ya no a nivel nacional sino mundial, donde las personas, los ciudadanos cada vez cuentan menos. Ser comunista, como dice mi amigo Saramago, es cada vez más un estado de espíritu”.

fotografia de Jesús Ubera

Y aquí viene la carga de peso:

Luego, hay otras personas que dada la importancia que coge el Partido Comunista justo después del 25 de abril se arriman al olor del poder, pensando que este partido es el bueno en ese momento para hacer carrera política.

¿Está hablando de Luís Leal, el alcalde?

Hablo en general, (risas). Muchos de los dirigentes del Paritdo Socialista local empezaron en el Partido Comunista, muchos de los dirigentes del Partido Social Democrata local empezaron por adherirse al Partido Comunista, incluso a los partidos mahoistas y troskistas, y sólo fue más tarde que fueron cambiando de partido. Unos, como el Presidente de la Cámara –el alcalde- llegó a participar en una manifestación y gritar “MBP en vez de PPD”, Partido Popular Democrático. Y aquí estamos.

¿Cuál es la realidad política de hoy en Montemor?

Montemor surge de una realidad muy distinta a la de otras zonas de Portugal más industriales o urbanas. Aquí todo el mundo tiene un pedazo de tierra pequeño y se creen propietarios. Además, es una zona muy dominada por la fuerza de la Iglesia y de los caciques. Entre cuentos de que los comunistas nos comemos a los niños y el miedo a perder su trozito de tierra aquí el PCP tiene mucho menos peso que en otras zonas. Pero bueno, me hablabas de la realidad de hoy.
En la Asamblea somos 21 repesentantes electos directos y 14 de las juntas municipales. En Montemor hay una coalición del CDS con el Partido Social Demócrata, Luis Leal que es el alcalde es de este partido, que tiene 13 directos y un total de 17; luego el Partido Socialista tiene 7 y poco más, nosotros sólo un elector, somos pobres pero “limpinhos”. Hay 25 mil electores, según el censo del 2001, eso quiere decir que votan unas 12 mil pesonas. Por lo tanto, al PCP, más o menos, votan alrededor de 1000 personas.
Hace 30 años teníamos más, cuatro representantes, pero nunca mucho más. Siempre ganó el Partido Socialista, lo que pasa es que el anterior Presidente de la Cámara Municipal es un tonto, lo tenía todo en la mano pero por apoyar al gobierno en vez de a la población en las inundaciones del 2001, perdió.

Se habla de una población envejecida, de un pueblo con riesgo de abandono. También se habla de un Montemor con futuro, de un nuevo Parque Industrial ¿Qué piensa el PCP de esto?

El problema más grave de Montemor es que no conseguimos que los jóvenes se quden aquí como residentes fijos, se van, a Coimbra, a Lisboa o a Oporto. Eso lleva pasando años. Yo soy ejemplo de ello, me tuve que ir a Oporto porque simplemente no encontraba trabajo aquí. Vuelvo los fines de semana, pero durante la semana estoy allá. El 90 por ciento que comenzó en el 74 con CITEC y con el Festival de Citemor ya no viven aquí. Yo también formé parte de CITEC, actuaba, incluso escribí una obra, pero como los otros tuve que irme.
Aquí solo hay empleo miserable. No hay empleo cualificado, no se estimula a los jóvenes a adquirir formación para poder desarrollarla, eso no existe.
Por tanto, nosotros hace muchos años que defendemos como algo fundamenta las inversiones en los planes industriales. El problema es que la inversión ha sido nula y ahora llega tarde. Todo esto empezó hace 15 años y todavía estamos costruyéndolo, al principio. En la política como en la vida hay que arriesgarse, es mejor arriesgarse que hacer una carretera que sabes que te va a dar votos, esos son arreglos de fachada que no llevan a ningún lado. El parque industrial, pues claro, pero había que haberlo hecho antes y con una inversión más decidida. Y con una salvedad, se tiene que hacer con una planificación urbanistica lógica y no haciendo unas horribles viviendas dormitorio, todas iguales de cuatro o cinco pisos. Hay que evitar que Montemor se convierte en una ciudad dormitorio. Montemor, por su historia, se merece una vida propia, por eso es por lo que hay que luchar.

Citec y Citemor ¿Qué piensan de la relación que tiene el Ayuntamiento con el proyecto y que piensa de las decisiones que el Ayuntamiento está tomando?

Como persona que ha estado ligado a este movimiento y como persona, también hay que decirlo, que en los últimos años no ha dedicado la atención suficiente al Festival, paréceme que Citemor se ha abierto con mucho éxito al exterior pero no ha conseguido, porque no ha hecho el esfuerzo suficiente o porque es difícil en esta tierra de una población envejecida o que no tiene raices, arraigarse en la comunidad. Hace 30 años CITEC hacía 3 espectãculos diferentes en el Festival y venían 600 personas a verlo. El público principal de Citemor era de Montemor y los alrededores, hoy no, hoy la mayoría vienen de fuera, como se va a Aviñon. Citemor no ha conseguido acoger, cuidar esa relación con las personas de la comunidad, y es por esto que el gobierno municipal cae en la tendencia de cuestionar los apoyos que da, porque ese dinero no revierte más que en personas que vienen de fuera. Aquí creo que el Ayuntamiento se equivoca, creo que Citemor promueve durante más de un mes una actividad que tiene eco en radios, periódicos y televisiones. Y eso es importante y hay que saber sacarle partido.
Me parece que debería producirse un diálogo franco desde ambas partes, con una mayor voluntad por parte de Citemor de poder intentar introducirse más en la vida del Concello y hacer una descentralización del Festival. Por ejemplo, llevar un buen espectáculo de calidad nacional a Seixo.
Y el Ayuntamiento debería reconsiderar su apoyo al Festival, Citemor merece todo el apoyo, pero ha de haber contrapartidas, creo que es lícito que exiga contrapartidas como es ir a otras localidades. Por ahí va la cosa, pero está complicado, no es un problema que hoy tenga fácil solución.

P.C.